Espero que disfrutes las recetas, o un ratito de reflexión con los videos,  comparte ;)  y comienza a vivir una vida simple, con  rica comida vegana.

¡Bye bye Café!


Decir adiós al café fue una de las cosas más difíciles que me he propuesto, es por eso que me gustaría contarles cómo fue que lo logre. Y si están en ese camino, quizás esto pueda ayudarles o al menos les motive a continuar.

Primero les contaré ¿por qué dejar el café? bueno en mi caso era una bebida a la cual tenia un fuerte apego, ya no podía iniciar un día sin tomar café, incluso cuando lo intentaba, me ponía de malas, y me sentía muy cansada, sumado a esto ya no estaba dentro de mis objetivos y al contrario me alejaba de ellos.

Algunos amantes de café piensan que dejarlo por completo es muy extremo, en mi caso creo que es lo mejor pues para poder disfrutar de él, con moderación primero debía eliminar la dependencia.

El café es muy irritante y altera el sistema nervioso, y mi objetivo era poder estar despierta y con energía sin necesitar de una bebida para lograrlo.

Lo primero fue disminuir el consumo, sin embargo cada mañana necesitaba por lo menos un trago, o así lo sentía. Entendí perfecto la sensación que experimentan las personas que intentan dejar el cigarro, pues pensé que bastaba con decidirlo y ser lo suficientemente disciplinada para hacerlo. Y ¡No! no basta con eso (jaja).

El día que lo decidí, no tome café y fue uno de los peores días, tenia sueño, me dolía la cabeza, fui la persona más improductiva e irritante, y al siguiente día me tome varias tazas para compensar el antojo y las ganas que tenia. ;).

Después de eso continué tomando mi dosis regular por las mañanas hasta tomar acción nuevamente, este proceso de desintoxicación como yo lo veo, se junto con mi propósito de levantarme a las 5 am todos los días. Cosa que no es común ni regular en mi rutina.

Probablemente combinar ambos cambios al mismo tiempo hizo que todo se sintiera más difícil.

sin embargo fui disminuyendo el consumo nuevamente y finalmente lo cambie por agua con limón, este paso fue decisivo en el éxito, pues el agua y el limón por las mañanas activan los órganos internos, te ayudan a desintoxicar el cuerpo y a despertar ;).

Una semana después ya sólo iniciaba los días con agua, que me cayo muy bien, y facilitó mis mañanas tempraneras.

Ahora un mes después me levanto sin problemas y no tomo café para sentirme bien.

Confieso que hace una semana tome café en una reunión y me sentí tan mal, tan ansiosa y nerviosa que no me quedaron muchas ganas de repetirlo.

Ahora no estoy negada a beberlo, pero sólo si tengo antojo en alguna ocasión especial pero no porque lo necesite para estar bien. Y eso mejora la experiencia y la apreciación de la bebida.

¿Ustedes han dejado algo a lo que sean muy dependientes? ¿Cómo lo lograron?

#sustentabilidad #café

Entradas relacionadas

Ver todo

Únete a nuestra lista de correo

No te pierdas ninguna actualización

Entradas recientes
Archive
Buscar por tema
No hay tags aún.